VIAS, FERROCARRILES y TELEFERICOS

viernes, 22 de enero de 2010

Según el Viceministro José Kinn "Recuperación de ferrocarriles" tardará al menos seis meses más

La recuperación en favor del Estado de la administración de los ferrocarriles demorará, al menos seis meses, según informó el viceministro de Transportes, José Kinn en vista que previamente debe realizarse auditorías.

"Necesitamos tener información muy detallada sobre la administración y de los contratos y todos aquellos elementos que se necesitan para negociar, yo creo que nos va tomar hasta medio año" dijo Jose Kinn.

El Gobierno en distintas ocasiones manifestó la voluntad de recuperar la administración de ferrocarriles, a través de la creación de una nueva empresa ferroviaria pública o la nacionalización de la actual Empresa Nacional de Ferrocarriles.

"Es un planteamiento que ya ha sido efectuado por el presidente Evo Morales desde el año pasado y se ha ratificado en el Plan Nacional de Desarrollo, estamos en la etapa de preparación para encara negociaciones" aseguró la autoridad.

miércoles, 13 de enero de 2010

EL GRUPO CHILENO DICE QUE NO RECIBIÓ NINGUNA NOTIFICACIÓN OFICIAL Ferrovías: Luksic resta importancia a anuncio

El poderoso grupo chileno Luksic, propietario del 50 por ciento de la Empresa Ferroviaria Andina, restó importancia al anuncio del gobierno de Evo Morales de nacionalizar los ferrocarriles durante este año, informó ayer americaeconomica.com.

Las fuentes de la compañía consultadas por el portal de noticias aseguraron que hasta la fecha no han recibido ninguna notificación oficial por parte del Gobierno en relación a este asunto y que sólo los medios locales quienes han difundido la noticia.

El presidente Evo Morales anunció su decisión en varias oportunidades de nacionalizar los ferrocarriles del país.

El ministro de Obras Públicas de Bolivia, Walter Delgadillo, dijo que para la nacionalización del sector se creará la Empresa Boliviana de Ferrocarriles y que un equipo técnico ya trabaja en el traspaso de los ferrocarriles a manos estatales para que funcionen dentro del sistema de carga y en el traslado de pasajeros.

Delgadillo indicó que este proyecto de nacionalización necesitará de una gran inversión porque incluye la recuperación de la vieja ruta y de un nuevo corredor ferroviario de este-oeste, que colaborará en la exportación de la producción de hierro, concentrado en los yacimientos del Mutún, ubicados en Santa Cruz.

El portal señaló que el gerente de la Empresa Ferroviaria Andina S.A, Eduardo McLean, en declaraciones a medios, recordó que tienen firmado un contrato de 40 años con el Estado de Bolivia para operar el ferrocarril y que aún no han pasado ni 14 años.

Agregó que el Gobierno tendrá que negociar directamente con los ejecutivos del grupo Luksic, que adquirió en 1996 el 50 por ciento de la Empresa Ferroviaria Andina, durante el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada.

PREPARACIÓN

El ministro de Obras Públicas, Walter Delgadillo, dijo el domingo pasado que “hay un equipo de trabajo en el viceministerio de Transporte que está proyectando, diseñando todo este traspaso” que será realizado, según dijo, “de manera muy ordenada, muy seria, responsable”.


“Lo cierto es que vamos a recuperar ferrocarriles, le vamos a meter recursos”, apuntó la autoridad.

martes, 12 de enero de 2010

Ex ferroviarios aplauden próxima creación de la Empresa Boliviana de Ferrocarriles


Los ex trabajadores ferroviarios ayer “aplaudieron”, la determinación del Gobierno nacional de revertir en la gestión 2010, la administración de la red de ferrocarriles Oriental y Occidental, y la creación de la Empresa Boliviana de Ferrocarriles (EBF).

El presidente de la Asociación Nacional de Ex Trabajadores Ferroviarios de Bolivia, Jhonn Sanabria, ayer aseveró que el Gobierno cumple con la demandas del gremio, pero aún resta consolidar que todos los ex trabajadores vuelvan a sus fuentes laborales a cumplir sus años laborales para acceder a su jubilación o en su caso el ingreso de sus hijos mayores a la EBF.

El dirigente de los ferroviarios, Raúl Quiroga dijo que se conoce que por estrategia el Gobierno revertirá los ferrocarriles de manera sorpresiva, y que los 300 trabajadores que aún quedan pondrán en marcha las líneas férreas del país.

Ponderaron que el Gobierno busque recuperar los ferrocarriles, pero anticiparon que todos los bienes de las líneas férreas Occidente y Oriente, deben ser recuperados, desde las estaciones intermedias, hasta las maestranzas.

Acotó, que algunas estaciones como la estación férrea de Machacamarca debe convertirse en una estación bi-modal.

El ingreso de la nueva administración, impulsará la construcción de una red férrea que interconectara a las redes de Occidente y Oriente, la misma que servirá para la exportación de hierro del Mutún por los puertos del Pacifico.

El ministro de Obras Publicas y Servicios, Walter Delgadillo en declaraciones a diversos medios de comunicación, estimó que por día en la nueva ruta férrea de interconexión, circularán cerca de 20 millones de toneladas de carga.

La construcción de la vía de 65 kilómetros de longitud, demandará un costo de 2.000 millones de bolivianos, y el Gobierno ya inició negociaciones con sus pares de China, para empezar con las obras una vez revertida la ex Empresa Nacional de Ferrocarriles (ENFE) al Estado, cuyo nombre se descartó para volverla a utilizar debido a la millonaria deuda que tiene la institución con sus ex trabajadores.

En 1996, (ENFE) fue capitalizada, y destinada a un consorcio chileno-estadounidense Cruz Blanca y posteriormente se traspasó la mayoría de su patrimonio a la Empresa Ferroviaria Andina (FCA).

lunes, 11 de enero de 2010

Evo nacionalizará este año ferrocarriles

Para dar una respuesta efectiva al transporte de ciudadanos y de la producción, el Estado recuperará el 2010 las empresas de ferrocarriles de las redes occidental y oriental, informó el ministro de Obras, Servicios y Vivienda, Wálter Delgadillo, en declaraciones a la red Patria Nueva.

"Vamos a recuperar los ferrocarriles, le vamos a meter recursos, para que sea una respuesta efectiva a la necesidad de transporte”, afirmó la autoridad al referirse a la inversión que se efectivizará para interconectar el oriente con occidente y posibilitar la exportación del hierro hacia el Pacífico.

Delgadillo informó, además, que se creará la Empresa Boliviana de Ferrocarriles, debido la difícil situación de Enfe (Empresa Nacional de Ferrocarriles), que tiene pasivos de $us 42 millones.

La nueva empresa tendrá la misión de llevar adelante los proyectos de la recuperación de la red occidental, que a criterio del ministro, “fue abandonada por la capitalizada” ; y de la interconexión Santa Cruz-Cochabamba, con una línea férrea de 400 kilómetros de este a oeste.

“Esa inversión demandará al menos dos mil millones de dólares”, explicó, al señalar que el financiamiento vendrá del Estado y de créditos externos.

Para el proceso de recuperación, técnicos del Viceministerio de Transportes proyectan un traspaso “ordenado, serio y responsable” de la propiedad de las dos empresas capitalizadas.

Durante el proceso de capitalización (1996), Enfe se dividió en dos empresas: Ferroviaria Andina (FCA), en la red occidental; y Ferroviaria Oriental (FOSA), en la red oriental.

El 50% de las acciones de las dos empresas se encuentra bajo propiedad de grupo chileno Lusaka, en el caso de FCA; y de la firma estadounidense Genesta Wyoming, en el de FOSA.

Fuentes del sector ferroviario informaron a La Razón que para materializar la transferencia de la parte capitalizada de los ferrocarriles se debe realizar una auditoría a las dos empresas.

Dicha labor fue encomendada, el 2009, a la entonces Superintendencia de Transportes, pero luego el Gobierno optó por trasladar la responsabilidad al ministerio del área, a través del Viceministerio de Transportes.

De esa forma, hasta fin de enero debería aprobarse un decreto supremo, para una transferencia presupuestaria que permita la realización de las auditorías.

Con los resultados de la evaluación de las empresas, se analizará si cumplieron con los contratos o a cuánto ascienden las inversiones. Sin embargo, según las mismas fuentes, el proceso completo demandaría al menos seis meses.

Ante esta situación, el Gobierno se plantea dos opciones, la nacionalización de las dos empresas (tal como sucedió con Entel) o la revisión de los contratos en beneficio del Estado (como ocurrió en el caso de las empresas petroleras).

viernes, 8 de enero de 2010

Suspenden servicio ferroviario al Sur del país por derrumbe de un puente

Los servicios de transporte ferroviario de pasajeros y carga al Sur del país fueron suspendidos ayer por la empresa de Ferrocarriles Andina Sociedad Anónima (FCA. S.A.) debido la presencia de mazamorras en la línea férrea y el derrumbe de un puente a la salida de Tupiza, como consecuencia de la crecida de los ríos tras las precipitaciones pluviales.

Los pasajeros que viajaban en tren a las poblaciones de Atocha, Tupiza y Villazón, en el departamento de Potosí, y otros que debían seguir viaje a la República Argentina se quedaron en Uyuni, donde deben permanecer hasta la reposición del puente. El viaje en el tramo Oruro-Uyuni y viceversa, es el único servicio que brinda FCA, hasta rehabilitar la vía férrea, según fuentes de la empresa.

El último servicio al Sur del país, entre Oruro y Villazón, no pudo completar su recorrido, con grave perjuicio para los pasajeros que salieron el miércoles 6 de enero en el tren a las 19:00 horas y cuando llegaron en la madrugada de ayer a la estación intermedia de Uyuni, se les comunicó del derrumbe en Tupiza.

Los pasajeros, en una mayoría, eran ciudadanos argentinos y bolivianos que radican en el vecino país, que llegaron a pasar las fiestas de fin de año con sus familias y retornaban a la Argentina.

La empresa luego de comunicar la suspensión del servicio realizó la devolución del valor de los pasajes a los pasajeros quienes permanecieron en el convoy ferroviario hasta este jueves, exigiendo una pronta solución para reanudar el servicio en la red ferroviaria occidental, capitalizada en 1996

SITUACION

Según informe oficial de la empresa, desde el tramo del centro minero de Atocha hasta Tupiza, hay varios sectores con mazamorras por el deslizamiento de tierra de los cerros, los que perjudica en varios tramos el tránsito normal de las locomotoras.

La única solución para despejar la vía férrea, es utilizar palas mecánicas y maquinaria pesada, que difícilmente puede acceder a los lugares por la presencia de ríos cercanos a la línea del tren.

Los problemas en la vía ferroviaria son producto de las constantes precipitaciones de las últimas semanas en zona cercana al sector de Tupiza, cabeza de valle potosino.