VIAS, FERROCARRILES y TELEFERICOS

lunes, 29 de noviembre de 2010

Oruro debe resolver su vinculación férrea y consolidar su vertebración caminera

Oruro debe encarar sus proyectos de vinculación nacional e internacional
Para constituirse en centro articulador de la economía nacional con el Pacífico, Oruro, además de las carreteras que encara en varios frentes, debe resolver su vinculación férrea y consolidación caminera, principalmente con Cochabamba y a través de ella, con Santa Cruz y el centro Oeste del Brasil. De no hacerlo, la posibilidad de aprovechar eficientemente la ubicación geográfica de nuestro departamento, quedará en una oportunidad desperdiciada, como tantas otras que han sucedido en el pasado, explicó el asambleísta departamental por Unidad Nacional (UN), Eduardo Campos.

“Con esto me refiero a las declaraciones respecto a ENFE, tanto del secretario general de la gobernación, Edgar Sánchez, como las del diputado Franz Choque, que de un tiempo a esta parte, han hecho una rutina, el declarar sobre diversos temas, sin reparar adecuadamente en el fondo de las cosas. Por una parte, el secretario general sostiene que referirse a la reactivación de ENFE es un tema que debe manejárselo con cautela debido a que la empresa capitalizadora (Luksic) es chilena y pudiera, según su criterio, poner en riesgo las relaciones con ese país y la agenda de 13 puntos que sostienen. Por otra parte, el diputado Choque, señala que debido a la decisión de gobierno central de viabilizar el eje de salida de los corredores bioceánicos por Ilo, marginando a Oruro y condenando al proyecto Puerto Seco, el gobierno debiera compensarnos con la reactivación de ENFE”, recordó Campos.

Para el asambleísta en ambos criterios, la necesidad y urgencia de resolver la vinculación férrea del departamento de Oruro, está ausente. No se trata de declarar “ideas interesantes” para generar falsas expectativas en la ciudadanía, indicó. De lo que se trata es de responder a los problemas de la región, sobre la base de las posibilidades reales que se disponen, asumiendo además que las mismas, además de novedosas, deben ser sobre todo, soluciones, antes que nuevos problemas.

“Sánchez cuando nos dice que no hay que hablar mucho de ENFE, porque puede perjudicar las relaciones con Chile, francamente no creo que tenga cabal conciencia de la situación. Por una parte, la famosa agenda de 13 puntos que mantiene el gobierno de Evo Morales con el gobierno chileno, si tiene alguna posibilidad de llegar a resultados concretos, está lejos de tener una condicionante en el tema de ENFE, cuando su principal escollo está en las propias acciones del gobierno central que de aproximarse desmedidamente a la voluntad chilena en el pasado reciente, ahora de manera intempestiva se propone resolver la mediterraneidad marítima con el acuerdo MarBolivia con el Perú”, puntualizó.

En cuanto al criterio del diputado Franz Choque, el asambleísta Campos, señaló:”Su idea de solicitar una compensación por los perjuicios que ocasionara el cambio de eje de salida por Ilo, con la reactivación de ENFE, francamente compite con su consabido interlocutor, el señor Sánchez, en el nivel de despiste. ¿Creerá el diputado Choque que de hacerse realidad la salida por Ilo, como plantea el gobierno, no contemplará también una red ferroviaria, vinculada a esa salida? Por supuesto que es obvio, por lo tanto, la ingenua iniciativa de pedirle al gobierno central, que a título de compensación, nos permitan disponer de una red férrea distinta a la vinculada a la ciudad de El Alto y La Paz, por el Desaguadero e incluso por Arica, no deja de ser una idea desesperada”, manifestó.

Lo fundamental para hacer de Oruro el centro de vinculación carretera y férrea del país, se centra en concluir a la brevedad los caminos Oruro-Pisiga y su variante por Ancaravi-Turco-Tambo Quemado, para su vinculación con los dos puertos más importantes del norte chileno en el pacifico, como son Iquique y Arica.

Asimismo, sostuvo: “Otra prioridad es la conclusión del tramo carretero Huanuni-Bombo-Llallagua (parte de la diagonal Jaime Mendoza) que nos vincula con el Sureste del país; Oruro, si aún tiene una posibilidad de hacer realidad el sueño de nuestros abuelos de convertir a nuestra región en la puerta de ingreso y salida de la economía boliviana al mundo, depende que como actual generación hagamos lo que nos corresponde. Más allá de afectos y desafectos de orden político y personal que tengamos, estamos en la obligación de ser responsables, eficientes y leales con Oruro”, finalizó.

domingo, 21 de noviembre de 2010

Reactivación de ENFE pasa por gestiones diplomáticas con Chile

El secretario general del Gobierno Autónomo Departamental de Oruro, Edgar Sánchez informó en relación a la propuesta del diputado opositor Franz Choque, respecto a la reactivación de la Empresa Nacional de Ferrocarriles (ENFE), que este proyecto se encuentra dentro del plan nacional, pero el tema se debe manejar con cautela, pues la empresa capitalizadora “Luksic” es chilena, situación que podría ir en detrimento de las relaciones con ese país y la agenda de los trece puntos.

Tras la capitalización de 1996, durante el gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada, la ENFE fue transferida a la empresa chilena “Cruz Blanca” y a su vez esta la vendió a su compatriota “Luksic”, en cuanto a la red andina, mientras que la red oriental fue vendida a la empresa norteamericana “Genesee Wyoming”.

“Esta reactivación se encuentra dentro del plan nacional, tenemos que reactivar ENFE, el ferrocarril Oruro-Cochabamba, Oruro-La Paz, el que nos conectará con uno de los corredores bioceánicos, porque sin este sistema de transporte no se puede concebir un desarrollo integral en el comercio”, explicó Sánchez.

A criterio del diputado de Convergencia Nacional, Franz Choque, si el Gobierno asumió la decisión de cambiar el eje de salida de los corredores bioceánicos hacia el puerto de Ilo, marginando a Oruro y condenando el proyecto Puerto Seco, entonces debe ejecutar una política económica de compensación para el departamento que incluya la reactivación ENFE.

Oruro históricamente fue la puerta de ingreso y salida hacia el Pacífico, de todo el ciclo económico generado en torno a los servicios de transporte de carga para exportación, sin garantizar los mecanismos productivos y de comercio para mantener su vocación comercial.

Por tanto la reactivación del ferrocarril no sólo tiene un carácter compensatorio regional sino que es además, de interés estratégico nacional, porque es la opción técnica y económica más viable para hacer efectivo el corredor bioceánico Santos-Arica.

Sin embargo, se presenta un escenario en el que el país, a criterio del secretario general de la Gobernación debe agarrar esta posibilidad con prudencia: “El problema es que la empresa capitalizadora es chilena, tenemos con ese país trece puntos en discusión, si nosotros tocamos este tema genera susceptibilidad en la democracia boliviana y chilena por eso es que se está manejando con mucha cautela la reversión al Estado de la ENFE, pero espero que esto se consolide lo más rápido posible”, concluyó.