VIAS, FERROCARRILES y TELEFERICOS

jueves, 26 de enero de 2012

Desaparecen rieles de estación valuados en diez mil dólares

Al menos 60 rieles de instalaciones de la exestación de ferrocarriles de Aguas Calientes, en el municipio de Tacopaya (provincia Arque) desaparecieron los primeros días de enero, según constataron ayer autoridades departamentales y nacionales.

Representantes de la Empresa Nacional de Ferrocarriles (ENFE) estimaron que el daño económico asciende a 10 mil dólares americanos.

Esta estación abandonada alberga 340 rieles de aproximadamente 10 metros cada una, agrupadas en 8 sectores diferentes y, en uno de ellos, personal de la ENFE acompañados por el representante de la Asamblea Legislativa Departamental, Marco Carrillo, y el presidente de la Brigada Parlamentaria, Néstor Rivera, constataron que desaparecieron, al menos, 60 piezas ferroviarias.

Los comunarios de la zona, donde habitan un máximo de 40 familias, dijeron desconocer las circunstancias del hecho.

domingo, 22 de enero de 2012

Ecuador tendrá un tren crucero

La empresa de Ferrocarriles Españoles de Vía Estrecha (Feve) adjudicó a tres compañías la ejecución de los trabajos para la construcción del tren turístico Tren Crucero para Ecuador por un importe que supera los 2,3 millones de euros. El tren, con capacidad para 54 personas, estará en operación en diciembre de 2012 y cubrirá los trayectos Quito-Durán y Durán-Quito en viajes de cuatro días y tres noches.

lunes, 9 de enero de 2012

Chile anuncia la rehabilitación del ferrocarril Arica- La Paz

La Empresa Portuaria de Arica (EPA) en Chile anunció que hasta el viernes de esta semana estarán a la venta las bases de la licitación para la rehabilitación del ferrocarril Arica-La Paz.

El proceso está a cargo de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) y se espera que la nueva obra esté lista el segundo semestre de 2012, informó el diario La Tercera de Chile.

La vía férrea fue construida según lo establecido en el Tratado de 1904 entre Chile y Bolivia, e inaugurada el 6 de marzo de 1912. Tras la quiebra de la empresa que lo administraba, dejó de funcionar el año 2005.

La rehabilitación contempla tres locomotoras más un pescante, una locomotora de patio y 100 carros. Los equipos deben ser adaptados para circular a una altitud superior a los 4.000 metros, con una pendiente máxima de un 6%.

La vía férrea Arica-La Paz tiene dos tramos: uno chileno, de 206,5 km, y el boliviano, de 233,5 km. La vía nacional comienza a dos km del puerto de Arica y termina en el paso fronterizo de Visviri. Desde ahí, la contraparte en Bolivia, el Ferrocarril Andino, lleva las cargas hacia La Paz.

Según el gerente general de EPA, Aldo Signorelli, en la licitación pueden participar las empresas -nacionales y extranjeras- que tengan experiencia en la recuperación de material rodante en ferrocarriles. El tren es parte de las obras de inversión que se están realizando en la región de Arica y Parinacota, junto con la repavimentación del camino internacional Ch-11, la ampliación del complejo fronterizo Chungará y la extensión del puerto de Arica, para mejorar la conectividad, almacenamiento y traslado de las cargas bolivianas.

Las obras fueron visitadas por los parlamentarios Mónica Zalaquett y José Manuel Edwards, quienes anunciaron una invitación al presidente de Bolivia, Evo Morales, a conocer el avance de las obras y verificar que Chile está cumpliendo con los mandatos expuestos en el tratado internacional.

Más datos
Recursos El material que se recuperará con la rehabilitación permitirá el transporte de entre 70.000 y 90.000 toneladas al año desde Bolivia hacia el puerto de Arica. Se espera que, además del transporte de material, el ferrocarril realice una o dos frecuencias para movilizar turistas, lo que permitiría reactivar el desarrollo del sector de Parinacota, según la nota de La Tercera.

domingo, 8 de enero de 2012

Chile licita el ferrocarril Arica-La Paz

La vía hacia Bolivia es parte de las obras para mejorar la conectividad.

Hasta el viernes 13 estarán a la venta las bases de la licitación que realizará la Empresa Portuaria de Arica (EPA) para recuperar el material rodante del ferrocarril Arica-La Paz, que actualmente se encuentra en proceso de rehabilitación. El trabajo está al cargo de la Empresa de Ferrocarriles del Estado (EFE) y se espera que la nueva obra esté lista en el segundo semestre de 2012.
La vía férrea fue construida según lo establecido en el Tratado de 1904 entre Chile y Bolivia e inaugurada el 6 de marzo de 1912.
El gerente general de EPA, Aldo Signorelli, explicó que en la licitación podrán participar las empresas —chilenas y extranjeras— que tengan experiencia en la recuperación de material rodante de ferrocarriles. Este tren es parte de las obras de inversión que se realizan en la región de Arica y Parinacota, junto con la repavimentación del camino internacional hacia Bolivia, la ampliación del complejo fronterizo Chungará y la extensión del puerto de Arica para mejorar la conectividad, almacenamiento y traslado de las cargas.
Las características. Tras la quiebra de la empresa que lo administraba, el tren dejó de funcionar en 2005. La rehabilitación incluye tres locomotoras más un pescante, una locomotora de patio y 100 carros. Los equipos deben ser adaptados para circular a una altitud superior a los 4.000 metros, con una pendiente máxima de un 6 por ciento.
La vía férrea Arica-La Paz tiene dos tramos: uno chileno, de 206,5 kilómetros, y otro boliviano, de 233,5. El nacional comienza a dos kilómetros del puerto de Arica y termina en el paso fronterizo de Visviri. Desde allí, la contraparte en Bolivia, el Ferrocarril Andino, va hacia La Paz.

32 millones de dólares es la inversión presupuestada para rehabilitar y reparar la vía que conectará a Bolivia con Chile.

Se anuncia la invitación al presidente evo morales para que conozca el avance de las obras. Las obras fueron visitadas por los parlamentarios chilenos Mónica Zalaquett y José Manuel Edwards, quienes anunciaron la invitación para que así el Mandatario boliviano verifique que Chile cumple los compromisos adquiridos con el país.

El tren eléctrico llega a Lima tras un costoso viaje de 25 años

Después de una larga espera de 25 años, el tren eléctrico de Lima comenzó esta semana sus recorridos de prueba, cargado de entusiastas pasajeros que ven en sus vagones rojos y grises el inicio de una nueva etapa en el transporte masivo en la capital peruana.
El gerente de relaciones institucionales de la Línea 1 del Metro de Lima, Fernando Deustua, afirmó a Efe que "esta obra visionaria en su momento", que desde el martes pasado está en etapa de prueba, va a beneficiar a miles de usuarios.
"Nos encontramos en el periodo de pruebas preoperativas hasta el domingo, porque la próxima semana ya deberíamos iniciar la 'marcha blanca' (es decir las pruebas gratuitas por 30 días) para después cobrar por el servicio, si nos autoriza el ente regulador", dijo a Efe Deustua.
Una vez que el sistema funcione en su horario normal, de 6:00 a 22:00, con los cinco trenes con los que se dispone, se estima que se transportará a unas 125.000 personas diarias.
La construcción del tren eléctrico fue iniciada durante el primer gobierno de Alan García (1985-1990), en el que incluso se puso la primera piedra, pero tras la crisis económica que afrontó el país al final de ese periodo y las sospechas de corrupción en la obra los siguientes gobiernos lo dejaron en el abandono.
El plan del tren fue retomado durante la segunda gestión de García (2006-2011), que lo inauguró en julio pasado sin que se encontrara totalmente listo para atender al público.
En estos días de prueba, en que se abrieron al público nueve de las 16 estaciones, familias enteras, estudiantes y trabajadores han aguardado con gran entusiasmo los trenes y parecen haber olvidado los años de espera para su funcionamiento.
Muchos de los usuarios, acostumbrados a hacer largos y agotadores recorridos en ómnibus por la ciudad, provienen de distritos periféricos de la zona sur de Lima y ven en este medio de transporte una forma de alcanzar con mayor rapidez sus destinos.
Las ventanas del tren son el marco de un paisaje urbano que se puebla de las distintas caras de Lima y a lo largo de casi 22 kilómetros, muchos de ellos sobre un viaducto aéreo, se ven cerros habitados en condiciones de extrema pobreza que contrastan con edificios de lujo, zonas residenciales y emporios comerciales abarrotados.
Los trenes en funcionamiento, que fueron fabricados en 1986, cuando se iniciaron las obras del tren, han sido potenciados, según Deustua, "para que puedan funcionar los próximos 30 años sin problemas".
Cada tren tiene capacidad para transportar a 1.200 personas y se traslada desde el sur de Lima, en el distrito de Villa El Salvador, hasta el distrito de La Victoria, en unos 33 minutos, casi la cuarta parte de lo que dura este viaje en autobuses y combis de pasajeros.
Para implementar toda la capacidad de este sistema ferroviario, el consorcio Metro de Lima, integrado por la peruana Graña y Montero y la argentina Ferrovías, ha invertido $us 280 millones en comprar 19 trenes más.
Con esta adquisición se espera que la frecuencia entre trenes sea de 6 minutos, una reducción significativa desde los 19 actuales.
Las obras de la línea 1 costaron $us 520 millones, 100 millones más de lo presupuestado al inicio.

Cifras

Millones
800
Es el costo que demandará la conclusión del proyecto, que contempla la adquisición de 19 trenes más en los próximos años

Personas
125.000
El número estimado de limeños de escasos recursos que se beneficiarán con la implementación del tren eléctrico en la capital peruana

Minutos
33
El tiempo estimado que demandará llegar desde el inicio hasta el final, lo que significa la cuarta parte de lo que dura el viaje actualmente