VIAS, FERROCARRILES y TELEFERICOS

jueves, 31 de mayo de 2012

Archivan el caso del tren que arrolló a dos bolivianos en España

El accidente se produjo el 23 de junio de hace dos años, cuando varias personas que iban a una verbena en la playa cruzaron las vías sin utilizar los pasos subterráneos existentes y fueron arrolladas por un tren Alaris que pasaba a gran velocidad.

En el siniestro, que conmocionó a Latinoamérica, murieron siete ecuatorianos, dos colombianos, dos bolivianos y un rumano, con edades comprendidas entre los 17 y los 39 años. Los compatriotas que perdieron la vida fueron Jesús David Parada Ayala (nacido en 1991) y Diego Erwin Gutiérrez Algarañaz (1992). Este último estaba con el pasaje comprado para retornar a la capital cruceña para 48 horas después de la tragedia.

En el auto judicial, hecho público hoy, la magistrada considera que "no hay evidencias de incumplimiento sustancial de la reglamentación y de las normas de cuidado a observar en el ámbito del tráfico ferroviario".

Resalta que los pasos habilitados para cruzar estaban abiertos y que "lo que no era previsible" es que los pasajeros del tren cruzaran por las vías, tras bajarse del convoy.

Destaca asimismo que los pasajeros que cruzaron por las vías incurrieron en una "notoria negligencia y prescindiendo de las normas más elementales de cuidado".

La nueva resolución en este caso, que ya se había sobreseído en una anterior ocasión y se reabrió tras recursos de los familiares de las víctimas, es susceptible de otros recursos y, en caso de nuevas pruebas, se podría solicitar la reapertura de la causa.

En julio de 2010, un juez ya archivó las diligencias abiertas por el accidente por entender que el siniestro se debió a una actuación "imprudente y temeraria" de las víctimas.

Defensores de familiares de los fallecidos y de otras víctimas del siniestro presentaron un recurso contra ese auto y la Audiencia de Barcelona reabrió el caso en enero de 2011.

Desde entonces, el juzgado de Gavá, en Barcelona, estudió los informes de Renfe y del Ayuntamiento de Castelldefels, localidad cercana a la ciudad condal y donde se produjo el siniestro, sobre los pasos habilitados para cruzar al otro andén y para entrar y salir de la estación.

Tras analizar los datos, la jueza concluye que el tren implicado, conducido por un operador que dio negativo en el test de alcoholemia, estaba en adecuado estado de mantenimiento, circulaba dentro de los limites de velocidad establecidos en el tramo del accidente y llevaba las luces reglamentarias.

Asimismo, dice la magistrada, el apeadero de Castelldefels cumplía con "los requisitos de seguridad y accesibilidad exigidos", con carteles visibles que indicaban la salida de la estación y que avisaban del peligro de cruzar por las vías.

Ante la previsión de alta afluencia en la estación en la verbena de San Juan, una de las noches con mayor actividad de ocio del año especialmente en las zonas de playa, Renfe había abierto los tornos y las puertas laterales -habitualmente cerradas- para que la evacuación del andén por el paso subterráneo fuera fluida.

"Queda descartado que el paso subterráneo se hallase cerrado o colapsado; era la única forma de salir de la estación y para cruzar la vía", resalta el auto.

Sobre el paso elevado, que era la antigua vía de salida y que estaba cerrada esa noche, la jueza destaca, en base a las declaraciones de testigos, que algunos viajeros del tren de cercanías cruzaron por las vías al ver el acceso al puente cerrado en lugar de ir a buscar el paso subterráneo.

"Era el medio más rápido para cruzar al lado que lleva a la playa, pero no buscaron la salida adecuada y segura", concluye la jueza, quien subraya también que los jóvenes no invirtieron mucho tiempo en buscar el acceso al paso subterráneo, ya que entre la salida del tren del Cercanías y la llegada del Alaris pasaron 15 segundos.

viernes, 25 de mayo de 2012

Argentina retira concesión de trenes en Buenos Aires

El Gobierno argentino anunció hoy la rescisión del contrato de concesión de trenes a la empresa local Trenes de Buenos Aires (TBA), tres meses después del accidente ferroviario que dejó 51 muertos y puso sobre el tapete el pésimo estado del servicio.

La medida fue dispuesta por un decreto de la presidenta, Cristina Fernández, que quita a la compañía la explotación de las líneas Sarmiento y Mitre, que enlazan la provincia de Buenos Aires con la capital, a raíz del "deficiente estado de conservación y mantenimiento del material rodante y deterioro de la capacidad y calidad de los servicios prestados", indica la resolución.

El Gobierno había intervenido la compañía el pasado 28 de febrero, seis días después del accidente ocurrido en plena hora punta matinal, cuando un tren procedente de la localidad bonaerense de Moreno -en la línea Sarmiento- se empotró contra un andén de la estación Once, una de las tres más importantes de Buenos Aires.

El servicio de ambas líneas pasará a ser gestionado ahora por una "unidad operativa" integrada por las empresas Ferrovías y Metrovías, concesionarias de otros ramales, explicó el ministro argentino de Planificación, Julio de Vido, durante una rueda de prensa.

El funcionario aseguró que habrá inversiones para mejorar "en términos operativos" las dos líneas, por la que pasan unas 600.000 personas a diario.

"(Se hará) un proceso de inversión más profundo y agudo, que lleve a la calidad y seguridad del servicio que requiere quienes lo usen", afirmó.

Según el ministro, el Gobierno lleva invertidos en los últimos años 7.631 millones de pesos (1.703 millones de dólares) en infraestructura del servicio ferroviario.

Precisó además que TBA recibió 250 multas por 70.000.000 de pesos (15,6 millones de dólares) durante la concesión.

"Los deudos de las víctimas (del accidente) buscan justicia y nos ponemos a disposición de la Justicia para avanzar en ese sentido", dijo De Vido en alusión a la investigación en curso para el esclarecimiento de la que fue una de las más graves tragedias ferroviarias que ha sufrido Argentina.

El siniestro ha puesto de manifiesto la precariedad del servicio ferroviario de cercanías, la negligencia política y la falta de control estatal sobre la gestión de la concesionaria.

Una pericia cuyos resultados fueron divulgados en abril pasado reveló que los frenos del tren accidentado funcionaban, salvo uno de emergencia, pero que había fallos en el mantenimiento de la formación que suponían un riesgo para la seguridad.

TBA es propiedad de los hermanos Claudio y Mario Cirigliano, que controlan uno de los grupos de transporte más poderosos del país y que han sido relacionados con funcionarios kirchneristas hoy investigados por corrupción, como Ricardo Jaime, secretario de Transportes del fallecido expresidente Néstor Kirchner, esposo y antecesor de la actual mandataria, Cristina Fernández.

Jaime fue una las 30 personas citadas a declarar por la Justicia en el marco de la investigación de la tragedia, al igual que el exsecretario de Transporte Juan Pablo Schiavi, quien renunció poco después del siniestro, directivos de TBA y de organismos de control ferroviario.

El juez a cargo del caso, Claudio Bonadío, admitió al Estado como parte querellante, pero en los últimos días un tribunal superior rechazó esta resolución.

La decisión de quitar la concesión a TBA se concretó tras las críticas lanzadas por familiares de las víctimas del accidente y por dirigentes de la oposición contra el Gobierno de Fernández por el estado del servicio de trenes.

martes, 22 de mayo de 2012

Choque de trenes en India deja 25 muertos

Por lo menos 25 personas murieron y otras decenas sufrieron heridas al chocar un tren expreso de pasajeros contra un tren de carga en la madrugada del martes en el sur de la India, informaron las autoridades.

Cuadrillas de rescatistas trabajaron unas seis horas para poder extraer a 70 sobrevivientes de los vagones convertidos en fierros retorcidos y humeantes por las llamas cerca de la frontera del estado Andhra Pradesh en el suroeste de la India.

El tren de carga se había detenido en la estación cerca de Penukonda en el distrito de Anantapur del estado de Andhra Pradesh cuando el tren de pasajeros Hampi Express chocó contra éste. Cuatro vagones se descarrilaron cuando el maquinista del expreso aplicó los frenos de emergencia al ver al carguero en la misma vía, dijo el funcionario local Durga Das.

Uno de los vagones se incendió y varios pasajeros se quedaron atrapados en su interior. Por lo menos ocho personas murieron quemadas, dijo Charu Sinha, un funcionario policial de alto rango en Anantpur.

Unas 35 personas quedaron heridas y fueron trasladadas a hospitales cercanos, dijo Sinha.

Los rescatistas intentaban sacar a la gente de los vagones. Sinha dijo que unas 70 personas han sido rescatadas de los vagones descarrilados.

Al menos 14 muertos en accidente ferroviario en India

Al menos 14 personas murieron y otras treinta quedaron heridas el martes en un accidente ferroviario en el sur de la India, cuando un tren de pasajeros embistió un convoy de carga que estaba detenido, indicó un responsable local de los ferrocarriles indios.

El tren de pasajeros se dirigía a Bangalore, capital del Estado de Karnakata (sur), cuando embistió al tren de carga en la estación de Penneconda, en el Estado de Anda Pradesh.

"Al menos 14 personas murieron cuando tres carros del Hampi Express se volcaron después de la colisión con un tren de carga", declaró a la AFP G.K. Jalan, jefe de relaciones públicas de los ferrocarriles del sur.

Unas treinta personas quedaron heridas, agregó.

AFP

Al menos 25 muertos al chocar dos trenes en el sureste de la India

Al menos 25 personas han muerto y más de 70 resultado heridas al colisionar en la madrugada de hoy dos trenes en la región suroriental India de Andhra Pradesh, informaron fuentes oficiales citadas por medios locales.

El accidente ha ocurrido a las 03.00 de la madrugada hora local (21.30 GMT del lunes) cuando el expreso de pasajeros que une las localidades de Hubli y Bangalore ha chocado con un tren de mercancías en la estación de Penukonda, del distrito de Anantapur.

Según explicó a la agencia india IANS un oficial de la compañía de Ferrocarriles, la causa del accidente pudo haber sido un error de señalización. Al menos cuatro vagones han descarrilado por la fuerza del impacto entre los dos trenes y uno de ellos se incendió.

Hasta el lugar del suceso se han desplazado equipos de la policía local, los servicios de bomberos y el personal de ferrocarriles, para participar en las operaciones de rescate.

Los heridos han sido trasladados a los hospitales cercanos y el ministro indio de Ferrocarriles, Mukul Roy, se dirige a Penukonda para seguir las operaciones sobre el terreno, según IANS.

El ministro ha anunciado compensaciones económicas de 500.000 rupias (unos 9.000 dólares) para cada una de las familias de los fallecidos, de 100.000 rupias (1.800 dólares) para cada herido grave y de 50.000 rupias para los leves (900 dólares).

Las condiciones climatológicas, la mala señalización y, en alguna ocasión, sabotajes de distintos movimientos insurgentes, fueron señaladas en el pasado como causas de accidentes de trenes en la India.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Accidente en el metro de Sao Paulo deja 30 heridos

Dos trenes del metro de Sao Paulo chocaron la mañana de este martes en la zona este de la ciudad, dejando más de una treintena de heridos, aunque no se reportaban casos de gravedad ni muertos hasta ahora, según informó la compañía del Metro y bomberos.

"Hacia las 09H50 de la mañana dos trenes de la Línea Roja del metro chocaron cerca de la estación Carrão. Las causas del accidente están siendo investigadas por la compañía", señaló una nota de prensa del tren metropolitano.

"Los usuarios que se accidentaron están siendo socorridos por la seguridad del Metro, cuerpo de bomberos y servicios de emergencias", añadió la compañía.

Un responsable de prensa del Metro señaló a la AFP que hasta ahora no tienen un balance del número de heridos, aunque medios de prensa locales señalan que habría más de una treintena.

"No tenemos víctimas graves", señaló a la televisora Globo el capitán de Bomberos de Sao Paulo, Ricardo Peixoto, aclarando que "no tenemos cómo precisar todavía el número de víctimas".

Imágenes de la televisión mostraban a los servicios de emergencia trasladando a los heridos, muchos de ellos inmovilizados, a varias ambulancias.

La compañía de Metro suspendió parcialmente el funcionamiento del servicio en la zona afectada por el accidente, y activó un plan de emergencia con una línea paralela para trasladar a los usuarios del tren metropolitano.

La Línea Roja del Metro de Sao Paulo moviliza diariamente a 1,5 millones de usuarios en una metrópoli de 20 millones de habitantes.