VIAS, FERROCARRILES y TELEFERICOS

domingo, 20 de septiembre de 2015

Cochabamba Tren eléctrico usará antigua red

El Tren Eléctrico Metropolitano recuperará al menos el 80 por ciento de la antigua red del ferrocarril que unía el valle bajo con la ciudad de Cochabamba. El servicio plantea construir tres líneas: verde, amarilla y roja. El trazo final se definirá una vez que se tengan todos los estudios, entre ellos el de factibilidad.

El tranvía conectará a seis de los siete municipios de la región metropolitana: Sipe Sipe, Vinto, Quillacollo, Colcapirhua, Cercado y Sacaba. La vía abarcará 40 kilómetros.

Las líneas verde y roja comprenden el 80 por ciento del corredor ferroviario con una extensión de 33 kilómetros a ser reconstruidos. La amarilla será una nueva red de ocho kilómetros. La construcción contempla dos fases: la primera de rehabilitación y construcción de los tres tramos; y la segunda de ampliación.

En el proceso de adjudicación directa sin licitación, a través de la modalidad “llave en mano”, se presentaron 12 empresas, informó el secretario de Planificación de la Gobernación, Filemón Iriarte. Entre ellas la coreana Hyundai Rotem de Corea y la española JOCA Ingenierías y Construcciones SA.

Las propuestas llegaron de empresas chinas, coreanas, japonesas, alemanas, francesas, suizas, checas y españolas. Pero, hasta ahora se desconocen los criterios usados para descartar las ofertas.

La adjudicación dio un giro el pasado 13 de septiembre, cuando el Gobierno firmó el contrato por 537 millones de dólares con la española JOCA, después, de haber anunciado el 8 del mismo mes que la megaobra estaría a cargo de Hyundai Rotem de Corea.

Hyundai es reconocida en el mundo como una de las mejores empresas. Entretanto, JOCA cuenta con 45 años de experiencia en el área de obras civiles, tratamiento de agua y ferrocarriles. Se conoce que la primera planteó una vía de más de 50 kilómetros y un monto “significativamente” mayor.

Los asambleístas, Lizeth Beramendi y Mario Orellana, anunciaron que pedirán un informe sobre la selección de JOCA y su solvencia financiera, debido a que en 2012 tenía problemas de liquidez y se sometió a un concurso de acreedores en España.

Aunque ya se definió el presupuesto aún no se cuenta con los estudios de factibilidad. La empresa española tiene seis meses para entregar estos respaldos, tres años para construir el proyecto y tres para capacitar al personal.

Consultado sobre cómo se estableció el monto y la ruta, Iriarte indicó que el Viceministerio de Transporte determinó el boceto “básico”, en función al estudio TESA de tranvía realizado en 2011-2012 por la empresa Bolmonte para el tramo Suticollo-Cercado. “Ahí están los elementos conceptuales centrales (…) a partir de eso se han ido recogiendo propuestas y diseños”, señaló.

Según Iriarte, la “institucionalidad” tanto para la fase de diseño, construcción y operación deberá contar con los tres niveles del Estado: Gobierno central, departamental y alcaldías. Además, el proyecto se realizará en coordinación con el Plan Maestro de Transporte financiado por el Banco Interamericano de Desarrollo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario