VIAS, FERROCARRILES y TELEFERICOS

sábado, 29 de marzo de 2008

RIEL (III)

El riel que en Europa se conoce por el nombre de Vignol, porque el inglés Carlos Vignoles lo introdujo en el viejo continente, fue ideado por el Americano Stevens, uno de los grandes ferroviarios de tiempos pasados. Este tipo de riel tiene tres partes, que son: cabeza, alma y pie. Al pie solemos llamarle patín (Figura 1.4).

La cabeza tiene una forma apropiada para que sobre ella se acomoden las ruedas de los vehículos. La cara superior del riel, que es la superficie de rodadura, se ofrece plana o ligeramente abombada, con objeto de hacer frente a los desgastes recíprocos del riel y de la rueda. Los planos inclinados que unen la cabeza al alma además de servir para sostener aquélla, sirven de apoyo de las bridas, elementos que unen los rieles consecutivos cuando estos no están soldados. El alma del riel debe tener una altura en relación con el ancho del patín, a fin de resistir lo mejor posible los esfuerzos transversales. Esta relación se acerca cada vez más a la unidad, con esto y con el aumento de ancho del alma se tiende a establecer una proporción entre las masas de la cabeza, alma y patín, como mejor medio de evitar tensiones interiores y de proporcionar al riel mayor estabilidad y resistencia a los esfuerzos que lo solicitan. El patín se une al alma por planos inclinados, sobre los que se apoyan también las bridas de unión de rieles. El ancho del patín debe ser suficiente para asegurar la estabilidad del riel y para resistir los esfuerzos transversales que tienden a inclinarlo.

jueves, 27 de marzo de 2008

ESFUERZOS QUE ACTÚAN SOBRE LA VÍA

Teóricamente, la vía debería soportar esfuerzos procedentes del peso de los vehículos y fuerzas centrífugas ejercidas por estos en las curvas. La acción de estos esfuerzos es adicionada por ciertos otros esfuerzos de carácter anormal que proceden de las características constructivas de la vía y de los vehículos que circulan sobre ella. Así veremos los esfuerzos laterales producidos por un movimiento transversal debido a la diferencia entre el ancho normal de la vía y el ancho que separa las superficies exteriores de las pestañas de la rueda; efectos de inercia que modifican las acciones normales del material sobre la vía debido a inevitables irregularidades en su planta y perfil; las fuerzas que transmiten los muelles a las ruedas y estas a los rieles al estudiar la marcha de las locomotoras.

En general los esfuerzos a los que estará sometida la vía son verticales y horizontales. Los primeros producidos por las cargas de los vehículos que circulan por la vía, los esfuerzos horizontales que pueden ser longitudinales, como los producidos por la temperatura, o transversales producidos por el movimiento de lazo o serpenteo de los vehículos en la vía, que provoca el choque de la pestaña de las ruedas del tren contra la cabeza del riel.

jueves, 20 de marzo de 2008

RIEL (II)

El riel que en Europa se conoce por el nombre de Vignol, porque el inglés Carlos Vignoles lo introdujo en el viejo continente, fue ideado por el Americano Stevens, uno de los grandes ferroviarios de tiempos pasados. Este tipo de riel tiene tres partes, que son: cabeza, alma y pie. Al pie solemos llamarle patín (Figura 1.4).

La cabeza tiene una forma apropiada para que sobre ella se acomoden las ruedas de los vehículos. La cara superior del riel, que es la superficie de rodadura, se ofrece plana o ligeramente abombada, con objeto de hacer frente a los desgastes recíprocos del riel y de la rueda. Los planos inclinados que unen la cabeza al alma además de servir para sostener aquélla, sirven de apoyo de las bridas, elementos que unen los rieles consecutivos cuando estos no están soldados. El alma del riel debe tener una altura en relación con el ancho del patín, a fin de resistir lo mejor posible los esfuerzos transversales. Esta relación se acerca cada vez más a la unidad, con esto y con el aumento de ancho del alma se tiende a establecer una proporción entre las masas de la cabeza, alma y patín, como mejor medio de evitar tensiones interiores y de proporcionar al riel mayor estabilidad y resistencia a los esfuerzos que lo solicitan. El patín se une al alma por planos inclinados, sobre los que se apoyan también las bridas de unión de rieles. El ancho del patín debe ser suficiente para asegurar la estabilidad del riel y para resistir los esfuerzos transversales que tienden a inclinarlo.


martes, 4 de marzo de 2008

Rieles hallados en dos domicilios estaban en la Alcaldía de Cuevo

Las más de 300 piezas de rieles que fueron halladas en dos inmuebles particulares, uno por la avenida Escuadrón Velasco y otro por la doble vía a La Guardia, hace un mes, fueron trasladadas desde el municipio de Cuevo y era de un antiguo proyecto ferroviario entre Boyuibe y Sucre, según afirmó el abogado Juan Carlos Díaz, asesor de los senadores Carlos Guasase y Franz Víctor Gonzales, que pidieron a la Fiscalía la investigación del caso.
El abogado mostró una carta del responsable regional de la Empresa Nacional de Ferrocarrilles (ENFE) dirigida a Sonia Guthrie, alcaldesa de Cuevo, en la cual le pide que entregue dichos bienes a ningún particular. Pero, supuestamente, después hubo una instructiva desde la dirección nacional de ENFE para que sean comercializados como chatarras, pese a que nunca fueron utilizados, y de esa manera salió de ese municipio.

lunes, 3 de marzo de 2008

GENERALIDADES TEORÍA DEL DESCARRILAMIENTO

En la medida que evolucionaron los trenes, se ha tratado de incrementar las velocidades de transito de los mismos, tratando al mismo tiempo de reducir el peso muerto de las locomotoras y vagones. Pero ocurre que a medida que se reduce el peso y se aumenta la velocidad disminuye la estabilidad de marcha y la seguridad al descarrilamiento en el sistema de guiado con rieles convencionales.

La seguridad contra el descarrilamiento entonces, se convierte en un estudio muy importante para la evolución del transporte por ferrocarril, de esta manera se ha considerado el análisis propuesto por los Ingenieros Nadal y C. Laffite, como las teorías del descarrilamiento, para determinar la mayor seguridad de circulación de los trenes.

Se recurre entonces a métodos que proporcionaran una reducción en los efectos dinámicos en caso de accidentes, procurando así mayor seguridad y menor daño usando una concepción estructural liviana.